Nuestro Proyecto Educativo

El objetivo fundamental de nuestra actividad, dentro de nuestro proyecto educativo, es encauzar la educación y aprendizaje desde la primera etapa de la vida de un niño, reforzar los primeros valores que se transmiten en el seno de la familia, y sobre todo que se sientan felices, seguros y crezcan desarrollando plenamente sus capacidades, de forma completamente personalizadaEducadoras Infantiles Inizia

El niño, al entrar en la escuela ya tiene una experiencia previa que hay que saber aprovechar para lograr enriquecerla mediante el trabajo pedagógico programado. También hay que tener en cuenta que cada niño tiene un ritmo de aprendizaje, que hay que respetar.

En nuestro proyecto educativo pensamos que las condiciones que hemos de facilitar para lograr el pleno desarrollo personal son las siguientes:

    1. En la educación infantil es muy importante dar cauces a la iniciativa del niño alternándola con el trabajo dirigido, desarrollando así su autonomía.
    2. Conviene resaltar el valor del ambiente, el espacio educativo como fuente estimulante para un aprendizaje significativo.
    3. El lenguaje (expresivo, plástico, musical,…) ocupa un lugar de primer orden en el conjunto de las experiencias que se promueven en el aula.
    4. La formación de hábitos y la adquisición de valores constituyen el fundamento del crecimiento del niño como ser personal.
    5. El educador juega un papel primordial en la tarea de educar a los niños. No es solo un guía, un orientador de actividades y experiencias que se organizan en el aula; si no que además y sobre todo es un modelo educativo y comprometido con el proyecto.
    6. El Equipo Educador es el referente que da sentido, unidad y sintonía al quehacer cotidiano.
    7. La familia constituye la primera y principal fuente de educación de los niños. Todo en la familia tiene una incidencia educativa, por tanto se hace necesaria una orientación, una ayuda especializada para poder desempeñar dicha función.
    8. La familia y la escuela no pueden actuar de manera aislada a la hora de educar. Hemos de entender ambas realidades como verdaderas comunidades de aprendizaje, que han de estar interconectadas para lograr el objetivo común que es: el crecimiento y desarrollo de la autonomía en los niños.

Como fruto de esta reflexión podemos concluir, dentro de nuestro proyecto educativo, que la escuela infantil es una unidad de convivencia y aprendizaje entre familia, alumnos y educadores; basada en la cooperación y ayuda mutua, empezando a transmitir a los niños, solidaridad, trabajo en equipo y respeto.

Hemos considerado como guinda a nuestro proyecto inculcar a los más pequeños los valores de la ayuda y solidaridad con los más necesitados, para ello hemos creado la figura de Los Pequeños Voluntarios.